“Somos el único partido de Portugalete que plantea sus decisiones en asambleas abiertas y ese es nuestro distintivo”

E

Entrevista a Jon Ander Fernández, uno de los concejales de Portugaluj@ Despierta, grupo municipal en el que participa el partido morado en Portugalete, y Responsable de prensa y estrategias de comunicación de Podemos Euskadi

La entrevista tiene lugar el 1 de mayo,  uno de los días que otrora fueron más importantes para la clase trabajadora, por lo menos a nivel simbólico. Repasamos la historia de dos formaciones muy jóvenes como son Portugalujo Despierta y Podemos, mientras charlamos sobre la vigencia de este día histórico.

Andoni Medina: Me gustaría preguntarte por lo que son Podemos y Portugalujo Despierta para Portugalete.

Jon Ander Fernández: Primero habría que explicar que es Portugalujo Despierta. Es una agrupación de electores de Portugalete que en 2015 obtiene tres concejales. Era un momento en el que Podemos parece que se va a presentar en una serie de lugares a nivel estatal, y ante no poder presentarnos directamente como circulo a las elecciones, entendíamos que se abría un espacio político en Portugalete que estaba por ser representado. Nosotros nos presentamos con una agrupación de electores, digamos una candidatura ciudadana, que no se entiende sin la irrupción de Podemos a nivel estatal y lo que ha significado Podemos para Euskadi.

AM: ¿Tú por qué entras? Por lo que es Podemos en primera instancia, pero luego… ¿qué te hace seguir? ¿Todo gira en torno a Podemos o gira en torno a la propia organización municipal?

JA: Bueno, como creo que tú sabes… Portugalujo Despierta no se entiende sin Podemos y, en el momento en el que estamos actualmente, Podemos Portugalete no se entiende sin Portugalujo Despierta. Yo creo que hay una relación dialéctica entre los dos elementos. Es evidente que si no se hubiese montado lo que se montó en la complutense y en Podemos a nivel estatal, ni yo ni mis compañeros seríamos concejales. Esto es evidente. Tiene una razón originaria estatal y ahora tiene una razón de ser también municipal. Ahora, que ha pasado el tiempo, queda por discutir hasta qué punto Podemos se ha impregnado de los niveles municipales para entender su esencia. Aun así, también te diré que no estaría en Portugalujo Despierta si no existiera Podemos.

AM: Pero a ese respecto, ¿consideráis que tu participación en política tiene que ver con lo que hace Portugalujo Despierta a nivel municipal  o porque proviene de Podemos? ¿Crees que sigues ilusionado dentro porque está circunscrito en Podemos o por lo que habéis creado en Portugalete?

JA: Por eso te he comentado al principio que Portugalujo Despierta no se entiende sin Podemos y, ahora, viceversa. Es un proyecto político estatal que ha conseguido, a través de una formulación de discurso, llegar a sitios donde no tenía un sustrato material en tanto a militancia y en tanto a historia política en el propio municipio. Te da que pensar que, una vez que ha pasado el tiempo, todo eso se está empezando a dar la vuelta. El espacio originario tiene que ver con un vacío, un espacio político abierto que deja el PSE-EE−principalmente por la brecha generacional y por un viraje ideológico− y la Izquierda Abertzale en espacios con cierto pasado obrero y con una especial vinculación a lo que fue la población emigrante española, y que le es muy difícil tomar el relevo en términos de representación. Tiene que ver con un espacio político que no se sabe…

AM: ¿Copar?

JA: No sé si copar, pero no se sabe… representar. Hay  una parte de la población vasca que no se siente representada por los partidos tradiciones y por esa ventana de oportunidad entramos las fuerzas políticas hermanas de Podemos… Quizás nosotros supimos verlo en Portugalete y, una vez que se han visto materializadas esas políticas que antes no estaban, nuestra razón de ser ha cambiado y ahora no estamos creando algo para ocupar, sino que estamos desarrollando algo que ya hemos levantado.

AM: En este sentido, Jon Ander, vamos a centrarnos un poco a nivel municipal y dejar de lado lo estatal. Ada Colau habla mucho de la potenciación de municipios, crees que hay que seguir esa vía, o que los municipios tienen ya la suficiente potencia, porque tú como concejal te das cuenta de que hay muchas trabas, no?

JA: Manuela Carmena suele decir una cosa que yo comparto: los partidos políticos se deben, muchas veces, a niveles e intereses que no son los municipales ¿A qué me refiero con esto? Hay ocasiones en las que los partidos quieren que en los plenos se traten cuestiones como la prisión permanente revisable, la situación de las personas presas, la lista Falciani o− como pasó en el primer pleno de la legislatura – se discuta de la situación de los presos políticos de Venezuela. Yo creo que los plenos pueden servir de altavoces para la discusión,  pero los partidos muchas veces utilizan los espacios de decisión de Portugalete para hablar de problemas políticos que no son importantes para la ciudadanía. ¿Nos puede pasar a nosotras lo mismo? ¿Puede pasar que Podemos quiera utilizar los plenos como plataforma partidista? Podría ser, pero nosotras intentaremos que eso no suceda…Ahora no lo hacemos, y eso ya es una garantía de que no se haga.

AM: A este respecto, ¿consideras que el hecho de que Portugalujo Despierta sea una “marca blanca” de Podemos permite que no tengas esa ligazón y no tengas que incluir propuesta del panorama político que no tienen que ver absolutamente nada con Portugalete? ¿Crees que es positivo?

JA: Yo creo que sí, pero no porque sea una marca blanca. Cuando nos presentamos aquí, nos creímos y en cierta forma, nos creemos, que somos figuras independientes. Quiero decir, tenemos figuras jurídicas diferentes y, a día de hoy, Podemos si quiere presentar una moción en Portugalujo Despierta, tiene que tener y seguir unos mecanismos similares a los que tienen otras asociaciones a la hora de presentar propuestas. Yo soy miembro de la dirección de Podemos Euskadi y a mí no se me ocurre imponer una moción que venga desde la dirección. Es decir, esto tiene unos cauces y, si no, que no se hubiera organizado todo como se hizo en el primer Vistalegre. Es decir, se hizo un mandato de que Podemos no se presentara a las municipales.

AM: ¿Crees que si existiera Podemos Portugalete en lugar de Portugalujo Despierta, existiría este mismo modelo?

JA: A pesar de lo que te he dicho respecto a los partidos, creo que la gran mayoría de temas que iríamos a tratar en PD o bueno, en Podemos Portugalete, serian los mismos que trataríamos si fuéramos con una formula como Podemos. Porque creo que para cambiar una farola, hacer una ordenanza, la dirección de Lander Martínez no se va a meter en esas cuestiones. A ver, sí que es cierto que una gran parte de las cuestiones políticas, que bajarían al pleno, bajarían de las direcciones. Pero solo las que nosotros querríamos. La reforma de la RGI y otras que afectan directamente a los portugalujos, es necesario que bajen desde el parlamento vasco o la diputación. Es normal que se traten y un paraguas como Elkarrekin Podemos siempre es positivo para realizar esas demandas sin que te comas mucho la cabeza. Ahora también nos pasa muchas veces que, como no estamos integrados en el organigrama, pues desconocemos lo que ocurre en el Parlamento, en diputación, en EUDEL… Se habla mucho de imposiciones, pero no se habla de las ventajas de la integración y se tema la pérdida de autonomía a nivel municipal. La clave es bajar a Portugalete las cosas de niveles superiores que verdaderamente les afecte.

AM: En este sentido, ¿qué crees que es diferente entre Portugalujo Despierta y cualquier otro partido político tradicional? A nivel organizativo sobre todo.

JA: Mmm, yo creo que las asambleas abiertas. También la agenda política de temas que solemos llevar a los plenos o en nuestra articulación política, principalmente centrada en temas netamente sociales, de urbanismo, igualdad, transparencia y participación, En referencia al último punto, me gustaría poner en valor que somos el único partido de Portugalete que hace asambleas abiertas y al que se puede acercar una persona a decidir cuestiones del pueblo. Eso no pasa en ningún partido político. Es un distintivo político. A mí me gustaría saber, no sé… Dónde celebran las asambleas abiertas EH Bildu, el PSE-EE, PNV o el PP… Igual lo sabes tú (risas).

AM: Entonces consideras que, al ser tan abierto, el partido se acerca a las lógicas de movimiento social, en tanto que busca la horizontalidad prácticamente absoluta en el sentido de que vuestros votos en el pleno se ven condicionados por lo decidido en asambleas. ¿Cómo consideras esta medida? ¿Os acerca más a Movimiento Social, o sois un partido distinto, es positivo, negativo…?

JA: No sé… No he vivido otra cosa, no te sé decir qué pasaría si las cosas bajaran desde arriba y tendrías que aceptarlas… Yo lo que no entiendo es porque no hay otros partidos que utilizan esta misma lógica. ¿Qué miedo hay a que vengan personas ajenas al movimiento o partido a votar cuestiones municipales? Es decir, nosotros hemos tenido siempre este debate y siempre se pone sobre la mesa que si vinieran personas de una ideología política distinta a la nuestra podrían reventar nuestras asambleas y tal, pero es que… Creo que eso no sucede. Las cuestiones locales no son ideológicamente tan discutibles o tan diferentes como para que haya ese encontronazo.

AM: Sí, que cuando hablamos de crear parques tapados en Portugalete no vas a andar pensando ideológicamente, sino más bien en el bienestar del pueblo.

JA: Sí, yo qué sé, otra cosa que puede haber, de las más gordas, es la venta de viviendas de protección municipal, las viviendas fueras de ordenación, o la privatización de servicios públicos. En ese sentido las soluciones sí que operan en clave ideológica, pero en la gran mayoría de temas, tampoco hay una discusión política muy de fondo. Las hay, pero son cuatro cuestiones durante toda legislatura. Lo que no entiendo es cómo hay partidos políticos, sobre todo progresistas, como pueden ser PSE-EE o EH Bildu, que no abren sus decisiones.

AM: Bueno, al fin y al cabo son partidos tradicionales, ¿no? Que siguen el mismo esquema jerárquico de siempre. ¿Pero tú crees que vosotros seguís una lógica jerárquica? A mí me da la impresión de que hay un grupo que puede “dominar” Portugalujo Despierta, en tanto que sois las personas que coordináis normalmente las reuniones, pero no tenéis en ningún caso capacidad decisoria sobre la asamblea.

JA: No, y de hecho, yo no estoy de acuerdo con tu afirmación. No hay un grupo dominante. En las últimas asambleas nos hemos dotado de una estructura que ya estaba antes, pero reforzada, que se llama grupo de acción municipal y que, cualquier persona que tenga tiempo y que, disponga de él, pueden entrar a este grupo, y las asambleas son abiertas. Aquí se llega a discutir sobre órdenes del día en las Asambleas ordinarias. Sí que es cierto que como concejal hay veces en que tengo que decidir qué va al pleno  o qué no va… Porque es así, porque la representación está formada de esta manera, pero no creo que sea representativo como para decir que hay un grupo de personas que opera al margen de la militancia, es más estas cuestiones se tratan también en dicho grupo.  Lo que no entiendo es qué se piensa la peña. ¿Creen que la gente va a estar pensando en liarla cuando va a la Asamblea de un partido? Si va una sola persona a liarla, se le margina de forma natural, no sé, creo que el miedo nace precisamente de no estar seguro de defender  las ideas antes gente que no piensa como tú. En el fondo, lo que hay en ese miedo a abrirse, es una concepción bastante elitista de cómo se tienen que tomar las decisiones.

AM: Vale, cuestiones importantes que para mí pasan desapercibidas. ¿Para ti cual sería un tipo de organización ideal a nivel municipal? ¿Crees que es un modelo cuasi-perfecto, que se puede trasladar a otros municipios? Porque yo sé y tú sabes que otros municipios no funcionan igual, aún siendo marcas blancas. ¿Piensas que sus problemas se pueden solucionar gracias a las bases de Portugalujo Despierta?

JA: Mmmm.. No sé, creo que hay una cosa que aquí se hace bien. Los intereses personales de cada persona que forma parte de la organización se supeditan a los intereses generales de la organización. ¿Eso cómo se consigue? Generando organicidades… Estructuras que sean organizativas,  que sean lo más transparentes y democráticas posibles. La transparencia y la democracia parecen cosas de sentido común, pero muchas veces no lo son tanto. Esos dos principios me parecen importantes. Pero hay ciertas cosas que no se hacen en otros municipios, que es entender que un Partido político no es una ONG radical, sino que es una herramienta autónoma y propia que sirve para transformar la vida de la gente. Esto no se consigue con políticas de ONG. Se consigue entendiendo que hay elecciones y las tienes que ganar. Yo creo que esto Podemos lo puso sobre el tablero político, al principio cuando se montó. Creo que Portugalujo Despierta representa más el Podemos de los inicios que lo que es Podemos ahora. Portugalujo Despierta es una organización que tiene muy clara la realidad social de Portugalete y sabe actuar en dicha realidad. No pide cosas descabelladas, ni pide cosas escasas, digamos pide lo que se espera de Portugalujo Despierta.

AM: Me da la impresión de que hablas todo el rato de actuar como partido institucional, con lógica institucional de: vamos a competir pro el tablero político, porque no somos un movimiento social, pero a la vez, organizativamente, me da  la impresión de que no es un partido al uso y sigue las lógicas de un movimiento social. Se organizan en base a horizontalidad.

JA: Vale, tengo una respuesta a esto. Quizás la mejor forma de competir con los partidos tradicionales sea precisamente incorporar dinámicas de los movimientos sociales. La mejor forma de disputar la hegemonía en términos de discurso y en otro tipo de términos, sea la democracia, sea la participación y sea la transparencia. Y… Yo me creo esto que te estoy contando. No sé si es una cuestión de Portugalete o de lo que hacemos nosotros, pero creo que es algo que sucede. Políticas como la que hicimos nosotros del Impulsa Portugalete, que trató de devolver una parte del dinero que recibimos nosotros como subvención a asociaciones, me parece que funcionan bien, y son pioneras en mi municipio. Me parece que funcionan un poco como movimiento social, pero que son más eficientes que el modus operandi de los partidos tradicionales.

AM: Dos cuestiones. Primero, ¿Qué opinas de la participación en los jóvenes en política?

JA: Yo te hablo de Euskadi, obviamente. Aquí es bastante… escasa. Aquel joven o aquella joven que participa en política lo hace porque lo ha mamado en casa (y son muy pocas). Tienen una cultura política muy poco desarrollada. Lo importante para una organización que habla de clases populares precisamente es incorporar a todos los excluidos y excluidas. Partidos que hacen eso, son ejemplares. Para hacer política para los convencidos ya tenemos las organizaciones clásicas.

AM Crees que la organización que lleva ahora PD coopera con la participación de la juventud, o crees que os es ajeno porque es a nivel municipal?

JA: Pese a lo que te he dicho, pues bueno… No hay mucha gente joven. Aunque es cierto, por lo menos en Portugalete, que hay una tendencia a que seamos nosotros, los jóvenes, los que estemos en primera línea. No obstante, la mayoría de jóvenes no participan en política y los que participan, ya te digo, vienen de familias en las que se ha mamado la política y que curiosamente tiene que ver con cuestiones identitarias.

Es complicado por qué el debate de lo público no interesa a los jóvenes, pero bueno, esto tiene una plasmación diferente a nivel electoral. Creo que nuestra organización sufre una contradicción entre el implicarse en política, pero luego actuar electoralmente porque a nosotros nos votan principalmente jóvenes. En la representación, por ejemplo, los jóvenes impulsan a organizaciones como la nuestra, y luego por otro lado , se ve lo contrario−a pesar de que contemos con cuadros dirigentes también muy jóvenes−.

Creo que hay algo que debemos resolver, no sé cuál sería la fórmula. Creo que tiene mucho que ver con la conformación de las identidades políticas. Por ejemplo, hoy, que es uno de mayo, hemos visto que el acto político de Bilbao ha cerrado con un miting en el casco viejo y, en ese acabose, terminamos cantando la internacional, levantando el puño, cantando una canción que nos sabíamos todos y que, yo considero, que no tengo por qué saberme, ya que tengo 28 años. Yo me la sé, y voy a estas manifestaciones…

AM: ¿Por convencimiento de…de trinchera, podríamos decir?

JA:  Me pongo de ejemplo, que un chaval de mi edad acuda al 1 de mayo tiene que ver con la auto-afirmación de su historia política. Creo que aquí vienen los que han mamado política en casa, los que hemos leído o tenemos cierta implicación en política. Generalmente a una persona de mi edad se la suda todo esto y, por mucho que esté en una situación de precariedad, no creo que le interese acudir a este tipo de actos. Esto tiene que ver con una batalla cultural y política perdida y que considero que una formación política como la mía debe respetar y aprender de ella.

AM: Hay algo muy interesante: hay un problema de que los jóvenes votan, pero no participan, pero ¿no opinas que esto podría ser que la juventud sí participe más en  partidos de éste estilo, como Portugalujo Despierta, que en otros partidos?

JA: Es cierto decir que la juventud− la que sí participa, ya que la gran mayoría no lo hace en ninguna organización− milita en otros movimientos sociales o en espacios políticos en los que converge gran parte del tejido social de la izquierda abertzale, las izquierdas y el mundo del asociacionismo político, que no tiene que estar vinculado necesariamente a la vertiente institucional. Otros movimientos sociales que parecen estar en auge son el Movimiento feminista y las y los pensionistas.

AM: ¿Pero crees que tiene que ver con el modelo de partido, o con la cultura?

JA: Yo creo que tiene que ver con una cuestión más bien identitaria. El comunismo, los grandes ideales del marxismo y los elementos agregadores de la izquierda como la internacional que suena hoy en este 1 de mayo, suenan muy lejanos. Hay símbolos que antes agrupaban masas y ahora no sirven para lo mismo: no suenan a esta época y más que agregar o convencer a alguien lo que sirven es para la autoafirmación. Me parece interesante reconocer que hay otra serie de elementos agregadores, que nuestra tradición ha regalado, y que para determinados momentos vienen muy bien como el intento que hizo Podemos Euskadi con el primer aberri eguna, las delimitaciones del arriba abajo u otras metonimias que sirvan para agrupar identidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *